foto del grupo Corcobado y Los Chatarreros de Sangre y Cielo
Periodos activos
1990
Procedencia
Madrid
Estado
Inactivo
Publicado por
Sebensuí A. Sánchez
Fecha publicación
16/03/2011
Estilos
15 fans

Hablar de la carrera de Javier Corcobado es harto complicado, pues ya con diecisiete años contaba con una banda llamada Los Presumidos en 1980. Tras militar en esta formación, al año siguiente forma parte de una banda de punk industrial existencialista llamada 429 Engaños que tocaban con bidones entre otros instrumentos y que consiguieron grabar dos temas para Radio 3. Otra banda incipiente de lo que ya sería su imparable carrera y marca de la casa fue Mar Otra Vez que empezaron a grabar en 1985 para el sello DROy con el que también compartieron un mini-LP con los mismísimos Aviador Dro, una frase clave para esta época sería: "Un viaje oscuro y alucinante al fondo de la mente y a las entrañas del rock más una música que hace temblar".

Fase y frase que continuará por muchos años… Con su siguiente banda, Demonios Tus Ojos, también grabaría LP para el sello DRO en 1988, llegando a ser telonera de Sonic Youth en la época, y saliendo a escena tras beberse quince botellas de champán caliente; Steve Shelley intentó robarle un plato roto a Nacho Colis y Corcobado le dio un pellizco en el culo a Kim Gordon.

Luego llegó un disco en 1989 ya como Corcobado, y dos años después, en 1991, viene el momento culmen de su carrera junto a una superbanda llamada Los Chatarreros de Sangre y Cielo, por donde pasó gente como Suso Saiz, Ollie Halsall, Nacho Laguna, Susana Cáncer, Ana D o Justo Bagüeste, entre muchos otros.

El primer LP de la banda fue “Tormenta de Tormento" (Triquinoise, 1991), un disco indescriptible con reminiscencias de country y rock gótico, sonidos que a veces nos transportan a la China Imperial donde aún se creía en la magia, a las profundidades de un bosque con una luna quemando en el cielo; un disco lleno de oscuras leyendas, declaraciones de principios e introspecciones sobre el infierno del alma con xilófonos, pianos normales y de juguete, diferentes saxos, órganos y flauta de afilador aparte del muro eléctrico habitual en la formación.

El segundo y LP también grabado como el anterior para el sello Triquinoise, cuna del rock maldito nacional de principios de los 90 con bandas como Vírgenes Adolescentes, 713avo Amor, Carmina Burana o Ebria Danza., llegaría dos años después. Este nuevo disco que podríamos calificar como un meteorito lanzado a la cabeza de Dios se llamó “Ritmo de Sangre” (Triquinoise, 1993) y empezaba con una apabullante carta de presentación de más de veinte minutos dedicada a un niño. Resaltar aquí a la baterista, Alicia Salguero, antigua componente de Las Vírgenes. Otra auténtica barrabasada oscilando entre el delirio del cielo, la máxima belleza dolorosa del sufrimiento y paisajes mentales que viajan desde Egipto como en “Adiós estrellas del Dolor” a otros países como en la desorbitada “Quemaba Roma Nerón”Guitarra sirena, Guitarra navaja, órganos de juguete, walkmans, Bajo con bordonero de caja…Inconmensurable. También hay una aportación literaria del escritor, músico y periodista José Luis Moreno Ruiz.

La última producción de Los Chatarreros fue “Arco Iris de Lágrimas" (DRO / GASA, 1995), su producción más ambiciosa donde el sello DRO confió plenamente en la banda y pudieron meter una incursión de cuerdas en el disco como La Orquesta de las Lágrimas. Un disco con una producción magistral donde recorren todos los registros de la banda, desde el ruidismo lírico, pasando por la electrónica hasta unos maravillosos duetos con un sonido francés y el retorcimiento del rock de los 50 a niveles insospechados. Como anécdota, contar un concierto en Las Palmas de 1995 donde pude ver a un Corcobado sin camisa agujereando la guitarra con su anillo de tubería mientras un amigo se desmayaba en primera fila. Si Jim Morrison estuviera vivo se sentiría orgulloso de él.

Tras esta aventura chatarrera, la carrera de Corcobado sigue imparable, primero bajo Corcobado y Cría Cuervos al año siguiente, junto a Manta Ray en el 97, y ya si, en solitario -de nuevo, pero definitivo-, desde 1999, además de aparecer en tributos -Derribos Arias, Esclarecidos- y colaboraciones, muchas de ellas con miembros de precisamente esta chatarra de sangre y cielo, como Ana D, Justo Bagüeste o Nacho Laguna.

Compartir

Add Comment Register



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>